Si el PP gana el 9-M

Si Mariano ganara el 9-M

 

Decíamos ayerque si Mariano hubiera ganado las elecciones del 14-M del 2004 hubieramos vivido unos años genoveses plomizos. La continuidad en las politicas que había llevado a cabo el ex líder cósmico Aznar nos hubieran hundido un poco más en los rincones de la historia.

 

La mayoría obtenida por ZP ha dado paso a unos cambios y a una nuevas maneras de hacer política. El próximo 9-M la historia se repite. Vamos a imaginarnos , es un suponer, que el trepidante Registrador de la Propiedad en servicios espaciales ganara el 9-M. Repasando su propio programa electoral y sus compromisos esto es lo que sucedería con un margen de error del -0,00001 % sobre las previsiones iniciales :

 

No habrá un pleno desarrollo de la Ley de Igualdad

Se creará un Ministerio de Familia (y Bienestar Social) para apoyar a LA FAMILIA, la tradicional. A un lado quedarán las madres o padres solteros, las parejas homosexuales, los divorciados, etc.

En Economía se aplicará una política neoliberal de reducción del gasto público. Una política que, ante una crisis económica, afectará a los ciudadanos más vulnerables.

No se incrementará el SMI, porque tiene consecuencias negativas para la economía (de los ricos)

Subirá la temporalidad.

Con Pizarro como Ministro de Economía y Hacienda, se recortarán las prestaciones por desempleo: amenaza de un nuevo decretazo.

Arias Cañete (el del “decreto brutal”) será Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.

Respecto de la política fiscal, Bajada selectiva de impuestos y consiguiente reducción de ingresos:

 

La bajada del IRPF incluirá que el tipo máximo (aplicado a quienes ganan más de 52.360 euros) se reducirá del 43 al 40%.

El Impuesto de Sociedades se reducirá hasta el 20%, también el de las grandes empresas (Santander, BBVA, Telefónica)

Los mayores beneficiarios netos de este recorte de impuestos serán, sin duda, las rentas más altas (Pizarro y otras grandes fortunas).


Para las rentas más bajas esa reducción de impuestos será un espejismo: se subirán los impuestos indirectos para financiar los servicios públicos y/o se apostará por privatizar esos servicios.

El gasto social volverá a caer por debajo del 20% PIB, como ya ocurrió con los gobiernos de Aznar. La reducción del gasto social supondrá inevitablemente un deterioro de los servicios públicos.

Se creará una deducción específica para las mujeres en el IRPF; una medida que acentuará su discriminación salarial frente a los hombres.

La Seguridad Social se resentirá. Dado que el previsible Ministro de Economía y Hacienda (Pizarro) no cree que sea sostenible, apostarán por los planes de pensiones privados.

Las pensiones mínimas no subirán (Rajoy prometió hace pocos meses situar la pensión de jubilación a 650 euros; desde enero de 2008 son 658 euros).

La reducción de recursos destinados al gasto social producirá efectos negativos sobre el Sistema Nacional de Dependencia. Su desarrollo se ralentizará; las personas en situación de dependencia tendrán que esperar más tiempo hasta recibir algún tipo de prestación o quizá no la reciban nunca.

Siguiendo el modelo de la Comunidad de Madrid y de la Comunidad Valenciana, se apostará por la sanidad privada a través de la privatización de la gestión de los hospitales públicos.

Se restringirá la aplicación de cuidados paliativos a los enfermos terminales.

Manuel Lamela será Ministro de Sanidad.

Se apostará por la educación concertada (y religiosa) frente a la pública en la que se concentrarán los inmigrantes. El modelo a seguir será el del Gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid.

Se suprimirá la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Por el contrario, la asignatura de religión será evaluable y computará a efectos de la nota media de ESO y Bachillerato.

Se pondrá en cuestión la política de inmersión lingüística asentada desde hace años en todas las Comunidades Autónomas con lengua cooficial.

En materia de seguridad ciudadana, en lugar de incrementar el número de policías para mejorar la seguridad, se apostará por la seguridad privada: quien quiera seguridad (y pueda) que se la pague, como dijo el ex Delegado del Gobierno en Madrid (Ansuátegui).

Se rebajará a los 12 años la edad penal de los niños

Mayor Oreja (gran conocedor del sector de las empresas de seguridad) volverá al Ministerio del Interior.

En materia de inmigración, el millón de extranjeros irregulares que, según el PP, hay ahora en España no verán nunca reconocido algún derecho. La explotación laboral se extenderá.

Se obligará a los inmigrantes a firmar un “contrato de integración”, un nuevo trámite burocrático que implicará nuevos costes. Falta por saber qué clase de extranjeros estarán obligados a ello (¿sólo los africanos, también los latinoamericanos,…?) y por determinar quién fijará cuáles son las costumbres a respetar

Entre las responsabilidades de Arias Cañete como Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, se incluirá la política de inmigración: a los camareros inmigrantes que no sepan qué es la “manteca colorá” perderán su empleo.

Respecto de los derechos civiles, se prohibirá el matrimonio entre personas del mismo sexo; se sustituirá por una “unión” que no incluirá el derecho de adopción.

Se restaurarán las trabas al divorcio.

Se derogará la Ley de Memoria Histórica: no se destinará ni un céntimo a localizar los restos de los fusilados durante la guerra enterrados en fosas comunes. La estatua de Franco volvería a la plaza de San Juan de la Cruz en Madrid.

No se introducirá en la Ley del aborto un cuarto supuesto.

Se reforzarán las medidas de control del ejercicio de este derecho con mayor presencia policial y judicial. Las mujeres que entren en una clínica abortista serán sospechosas de cometer un delito.

No se realizarán abortos en la sanidad pública.

En política exterior, Nuestras tropas regresarán a Irak.

 

España podrá participar en guerras no amparadas por la ONU.

Se enviará a nuestros soldados en aviones en mal estado (como el Yak-42) para ahorrar costes.

Se recuperará una relación privilegiada los neocons de Estados Unidos, con la derecha posfascista italiana o con los gemelos polacos.

España abandonará la Alianza de las Civilizaciones.

Se deteriorará la relación con Marruecos; se repetirán incidentes como el de Perejil.

Se reducirá la ayuda al desarrollo, lo que afectará especialmente a los países del África subsahariana y con ello a la política de repatriaciones de inmigrantes irregulares.

En política medioambiental, el cambio climático no será una prioridad (el primo de Rajoy será el Ministro de Medioambiente).

Se potenciará la energía nuclear.

Ante crisis medioambientales graves volverán los “hilillos de plastilina”.

Habrá trasvase del Ebro los días pares (para dar satisfacción a Levante) y no lo habrá los días impares (para dar satisfacción a Aragón).

Proseguirá el urbanismo salvaje: todo el suelo será urbanizable salvo lo específicamente protegido. Guiados por Esperanza Aguirre, los españoles descubrirán su afición al golf y se impulsará la construcción de campos de golf en zonas con grave escasez de agua.

En relación con la corrupción, se reducirá el apoyo a (o se suprimirá) la Fiscalía anticorrupción.

El PP mantendrá en su puesto a todos los cargos públicos imputados por delitos de corrupción urbanística hasta que no sean condenados en firme.

La instrucción del “caso Fabra” se prolongará otros cuatro años.

La RTVE dejará de ser un medio de comunicación independiente al servicio de los ciudadanos para convertirse en un instrumento al servicio de los intereses del PP.

El nombramiento del director/a ya no lo realizará el Parlamento con una mayoría de 3/5.

El modelo a seguir será el de Telemadrid: la nueva directora será la antigua jefa de prensa de Rajoy, Belén Bajo.

No habrá debates electorales en televisión.

Tratarán de reformar la Ley electoral para reforzar el bipartidismo y reducir así el pluralismo político.

No habrá comisiones de investigación.

El Presidente del Gobierno no se someterá a sesiones de control en el Senado, ni habrá Debates anuales sobre el Estado de las Autonomías.

En materia de incompatibilidades, Pizarro no se inhibirá como Ministro de Economía y Hacienda en ninguno de los asuntos que tengan que ver con su actividad previa en el sector privado.



Todo esto y mucho más nos pasaría. El 9-M está al caer. Que no decidan por ti

(http://genoveses.blogspot.com/)

 

Anuncios

Acerca de Juan Pedro Rica Peromingo

Profesor de lingüística inglesa en el Departamento de Filología Inglesa I (Universidad Complutense de Madrid). Licenciado en Filología Inglesa por la UCM. Doctor en Filología Inglesa (área de lingüística de corpus y fraseología) por la UCM. Máster en enseñanza del inglés como lengua extranjera y traducción (Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, EE.UU.) y Máster Europeo en Traducción Audiovisual (METAV) (Universidad Autónoma de Barcelona). Profesor del Máster en Lingüística Inglesa: nuevas aplicaciones y comunicación internacional (departamento de Filología Inglesa I, UCM) y del Máster Europeo en Traducción Audiovisual (Universidad Autónoma de Barcelona). ... simplemente alguien muy romántico, apasionado, sincero y honesto, generoso (sobre todo de corazón), amante de la vida, leal con el resto... con tres "vicios" confesables: la música (sobre todo en directo), el cine y la literatura, especialmente la poesía, e interesado también en el teatro, la pintura, la educación, la política en mayúsculas, y la política social en minúsculas... y Lavapiés, mi barrio de adopción.
Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s