Sí se puede… ¿pero no quieren?

Imagenes-PAH-diputados-presionan-Congreso_EDIIMA20130305_0714_13

Afectados por los desahucios comienzan la campaña de escrache contra los diputados

  • A partir de este jueves, miembros de la PAH señalarán públicamente a los diputados que rechazan las propuestas de su ILP: dación en pago retroactiva, paralización de todos los desahucios y promoción de los alquileres sociales
  • “Si los diputados no vienen a las asambleas de la PAH, las asambleas irán a ellos”, anuncia la plataforma. “No vamos a dejar lugar a la violencia”, aseguran

Querella contra Bárcenas, dirigentes del PP y empresarios de la construcción

EN APOYO A LA QUERELLA INTERPUESTA POR IZQUIERDA UNIDA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN, ASOCIACION JUSTICIA Y SOCIEDAD, ASOCIACIÓN LIBRE DE ABOGADOS Y FEDERACION LOS VERDES, CONTRA LUIS BÁRCENAS Y OTROS

El pasado día 28 de febrero de 2013, Izquierda Unida, Ecologistas en Acción, la Asociación Libre de Abogados, la asociación Justicia y Sociedad y la Federación Los Verdes presentaron una querella ante la Audiencia Nacional contra distintos miembros del Partido Popular y ocho empresarios de la construcción, entre otros, por la posible comisión de graves delitos que se habrían cometido durante años, delitos relacionados con las presuntas entregas de dinero por empresas constructoras al Partido Popular, a varios ministros y varios dirigentes, todos del anterior partido, con el fin de obtener contratos millonarios por parte del Estado para la realización de distintas obras públicas.

A juicio de los querellantes, esta actuación, de confirmarse, dejaría al descubierto una íntima relación de intereses entre diversas empresas constructoras y el Partido Popular, fuerza política que, durante numerosos años ha tutelado la Administración Central del Estado y buena parte de las administraciones territoriales de este país. Esta coalición de intereses podría haber tenido una importancia capital en el devenir pasado, presente y futuro del desarrollo económico de nuestro país, en el impulso descontrolado de un modelo de crecimiento y creación de empleo basado casi en exclusiva en las grandes obras y en la construcción, modelo que fácilmente puede considerarse que ha respondido más a los intereses de los adjudicatarios de obras y planeamientos urbanísticos que a los verdaderos intereses de la ciudadanía.

Todo ello debe ponerse en relación con el fatal desenlace que dicho modelo de desarrollo ha tenido en la economía nacional, ya que el hundimiento de la economía ligada al ladrillo y a la obra en general ha llevado a este país al estallido de la burbuja financiera, el endeudamiento imparable del Estado, los rescates mil millonarios al sector financiero privado, y en consecuencia de lo anterior, a unos niveles de paro insoportables, con más del 26% de la población en situación de desempleo, miles de familias desahuciadas de sus viviendas, a un despedazamiento de los servicios públicos básicos ofrecidos a los ciudadanos y a la mutilación de los derechos sociales.

Lo anterior ha venido derivado de las exigencias de las instituciones gubernamentales españolas y europeas, y de los mercados financieros, para que la economía nacional asuma la deuda que el modelo de desarrollo ligado a la construcción y la creación de infraestructuras de dudoso interés general ha generado, modelo en el que las deudas privadas finales son asumidas por la economía nacional, mientras que los beneficios fueron recogidos en exclusiva por las grandes empresas constructoras y los directivos que las dirigían.

Así, debe apuntarse que España es el país europeo con más kilómetros de autovías y autopistas, muchas de ellas de peaje que han precisado del rescate con dinero público para evitar su quiebra, con más kilómetros de alta velocidad y con más aeropuertos sin servicio, siendo el país que más fondos ha dedicado a grandes obras en porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), en contraste con los escasos fondos dedicados a atención social. Y eso a pesar de las continuas denuncias que desde los movimientos ciudadanos y ecologistas se han venido realizando durante años, evidenciando la inversión insostenible en infraestructuras multimillonarias, que ha quedado cristalizada en estaciones ferroviarias fantasma, aeropuertos vacíos, edificios públicos inutilizados….

Mientras se justificaban esas grandes obras en aras del desarrollo económico general, muchas organizaciones y particulares venían apuntando al posible lucro ilícito de unos pocos, sospechas que tras la revelación de los documentos manuscritos contables atribuidos al ahora querellado Luis Bárcenas han pasado a ser clarividentes demostraciones de la arbitrariedad –probablemente criminal– que desde el poder público se ha venido aplicando a la hora de impulsar un modelo de desarrollo del que parece que al final solo se han beneficiado los directamente interesados en la ejecución de las obras y planeamientos y aquellos que han cobrado de los anteriores.

El mismo día 28 de febrero, tras la presentación de la querella mencionada ante la Audiencia Nacional, el Partido Popular –que sigue sin querellarse contra Luis Bárcenas– hizo público un comunicado en el que amenazaba a las organizaciones políticas y sociales querellantes con interponerles una querella por los delitos de calumnias e injurias.

Los abajo firmantes, personas físicas, colectivos sociales, asociaciones, organizaciones políticas y sindicales, mostramos nuestra voluntad de ADHERIRNOS A LA QUERELLA PRESENTADA EL DÍA 28 DE FEBRERO DE 2013 ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL CONTRA DIRIGENTES DEL PARTIDO POPULAR Y EMPRESARIOS DE LA CONSTRUCCIÓN, haciendo nuestro íntegramente todo lo dicho en ella y manifestando que somos igualmente responsables del contenido íntegro de la querella.

Para firmar la adhesión: http://querellabarcenas.org/

Para evitar tanta mentira, tanto engaño y tanta corrupción.

‘La sala de profesores’

Markus Orths (2011). La sala de profesores. Barcelona: Sexi Barral Biblioteca Formentor.

La nueva ficción de Markus Orths en la que introduce al protagonista en una pesadilla de apenas días, las primeras jornadas lectivas que dedica a ejercer como profesor de inglés y alemán en un Gymnasium (el equivalente a un instituto de secundaria), de carácter público y pautado por un estrambótico director cuyo sistema de control del profesorado es tan disparatado como pueda ser la realidad en cualquiera de los centros alemanes.

Martin Kranich tiene como principal objetivo conseguir una plaza de docente en un instituto de Göppingen. Tras una larga espera, recibe al fin la llamada de la Delegación de Educación para ocupar una vacante. Su primer obstáculo será Höllinger, el exigente director del centro, quien basa su estrategia de control y manipulación del profesorado en la mentira consciente, en el miedo y en unas curiosas exigencias, como la de que los maestros no pierdan las llaves de las aulas, siendo duramente penalizados en caso de descuidarlas y ser capturadas por un profesor “vigilante” asignado por el propio director; sin olvidar los no poco extraños sistemas de evaluación. El poder de Höllinger es tal que incluso establece un grupo conspirador contra su propio método y que se reune en un bar del pueblo. Kranich llegará a formar parte de ese grupo mientras procura adaptarse al sistema aprendiendo del resto de compañeros. Kniemann, profesora de Historia, le pedirá que la ponga a prueba con las más extrañas preguntas para demostrar sus conocimientos, y la señora Klüting, del departamento de lengua inglesa, le ofrecerá un curso acelerado de cómo las editoriales “meten mano” en el sistema educativo mediante la imposición de unos libros de texto u otros. Las rocambolescas situaciones que, en algún caso, rozan la esquizofrenia, acabarán conduciendo al héroe hacia un destino no menos sorprendente.

la-sala-de-profesores-9788432209376

‘No nos vamos, nos echan’

A esto nos conduce el Gobierno del PP, con su reforma laboral y todas sus medidas de recortes a la educación, a la sanidad y a la dependencia: a la asfixia, a la destrucción del estado del bienestar, a la insolidaridad social, a la depresión social, al desmantelamiento de lo público, al beneficio escandaloso de los ricos, de los poderosos, de los banqueros…

“España no es país para jóvenes”

Más de 4.000 jóvenes que se han ido a trabajar fuera de su hogar ante la falta de expectativas laborales en España se apuntan a la campaña ‘No nos vamos, nos echan’ para denunciar cómo se ven obligados a elegir “entre el paro, la precariedad o el exilio forzado”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.